Expositores evalúan: ¿La feria fue internacional?

Correo del Sur 13/11/2017 12:33
  • Expositores evalúan: ¿La feria fue internacional?
Actores reflexionan sobre las fortalezas y debilidades que mostró la primera versión internacional de la Fexpo Sucre 2017

El cuestionamiento sobre el carácter internacional de la feria es la duda que plantean algunos expositores que si bien optaron por “ponerle el hombro” a la principal ventana de oportunidades que tiene la región, no ocultan sus preocupaciones por los consabidos “inconvenientes” que arroja la Fexpo Sucre 2017.

Actores del sector gastronómico, automotriz, comercial y de la micro y pequeña empresa reflexionan sobre los problemas que desveló esta segunda versión de la Fexpo realizada en su propia infraestructura en Lajastambo.

De inicio, la nominación de feria internacional sembró dudas entre expositores y visitantes. Consultado, el empresario Hernán Pabón dice desconocer cuáles stands o qué empresas correspondían al sector internacional, algo en lo que coincide el ejecutivo de los microempresarios de Chuquisaca, Teóflio Quispe. “Como chuquisaqueños estamos acostumbrados a mentirnos”, acota un reconocido empresario del sector automotriz que accedió a brindar su evaluación, pero evitando revelar su identidad.

Tres empresas internacionales, una de cosméticos, una de alimento vitamínico y otra de trajes hindúes, fueron presentadas como el pabellón internacional en una conferencia de prensa. La organización argumentó que la feria fue nominada como internacional debido a que logró su membresía en la Asociación Internacional de Ferias de América (AFIDA).

Hay coincidencia en que faltó mayor promoción en la feria, lo cual se advirtió con la notoria merma en la asistencia del público y la ausencia de importantes empresas e instituciones, entre ellas ENTEL o la Gobernación, o reconocidas marcas de automóviles a nivel local como KIA.

La organización lamentó que el clima haya jugado en contra de la feria, algo que para el empresario Pabón no es una excusa porque los sucrenses saben que en noviembre ya se desatan las lluvias. Este entrevistado añade que continuaron los cortes de luz como el caso del miércoles que duró casi una hora.

La Fundación Fexpo informó que se hicieron varios cambios y nuevas instalaciones para evitar los permanentes cortes del año anterior y sobre el corte del miércoles, aclaró que éste fue atribuible al temporal, que se suscitó en buena parte del Distrito 3 y no fue exclusivo de la feria.

Sin embargo, varios de los expositores afectados no fueron informados de aquella situación y argumentaron que falló la comunicación. En este punto pusieron otro ejemplo: que ni la feria ni la Rueda de Negocios y sus resultados fueron masivamente publicitados.

Por otra parte, un año después de la primera experiencia del excesivo tráfico a la feria, la Alcaldía habilitó a contrarreloj una calle de tierra paralela al Campo Ferial. En los días de lluvia, varios vehículos tuvieron problemas con el fango.

El racionamiento de agua y la falta de capacidad de reacción para una mejor limpieza de los baños en las jornadas concurridas fue otro aspecto observado.

Algo que no quedó definido en la feria y que nadie supo explicar es si los expositores deben tributar en la feria y pueden ser sujetos de “intimidación” por parte de los funcionarios de Servicio de Impuestos, considerando que la feria está asentada en una zona franca.

Un empresario del sector comercial expresó su indignación por la visita de Impuestos en la que fue “intimidado” y hasta “amenazado”, según sus palabras.

El microempresario Quispe añade que su sector por segundo año consecutivo fue confinado a un stand “a tras mano, donde la población llega a cuenta gotas”.

Quispe añadió una crítica en la que los demás entrevistados coinciden: la impuntualidad de los expositores al inicio de la feria. Menos de la mitad de los expositores estaban listos para el día de apertura de la feria, el viernes 3 de noviembre.“En la feria de Santa Cruz se premia al primer visitante, la gente se pelea por entrar el primer día, porque todos están listos”, ejemplifico otro de los consultados.

Si bien se anunciaron multas de hasta Bs 5.000, varios expositores continuaban armando sus stands hasta en sábado y algunos lunes, entre ellos la Alcaldía de Sucre.

Sobre la propaganda, empresarios del sector automotriz, que tenían en frente varias gigantografías con el rostro del Alcalde en sus facetas de músico, piloto y en entrega de obras, entre otras, critican que en un evento productivo empresarial se priorice la promoción de la imagen política.

El sector gastronómico coincide en que mermó la asistencia y que influyó la falta de grupos musicales de mayor cartelera, mientras que otros descalifican los conciertos al decir que terminan en “borrachera”.

Algo que sí debe destacarse del evento, sin duda, es el esfuerzo que pusieron varias firmas que trasuntaron de la simple exposición de productos a la presentación de espectáculos.

También motivó la llegada de un delegado de la Unión Europea que se llevó una grata impresión de la infraestructura y que gestionará la llegada de empresas de ese continente. El mal tiempo reinante finalmente logró aplacarse con el calor de los expositores y la respuesta de la población.

Los sectores gastronómico, automotriz, comercial y de la micro y pequeña empresa reflexionan sobre los problemas que desveló esta segunda versión de la Fexpo realizada en su propia infraestructura en Lajastambo.